Los traficantes de personas que operan desde El Salvador se han vinculado con los carteles mexicanos de la droga en el lucrativo negocio del secuestro de inmigrantes que intentan llegar a Estados Unidos, reveló Jorge Schafik Handal Vega, presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales del Congreso salvadoreño.

Los “polleros” de aquel país, precisó el congresista del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacinal (FMLN), se dedican ahora a investigar los ingresos de cada uno de sus clientes y proveen esa información a los grupos delictivos en México, con los que han creado fuertes lazos.

“Se demostró después del asesinato en Tamaulipas [de 72 inmigrantes, de los cuales seis eran de El Salvador] que hay nexos, que son redes internacionales; ya no es aquel pollero solitario que estaba en un pueblito y que se dedicaba a trasladar gente a Estados Unidos”, dijo Handal Vega a La Opinión.

Ha sido esta relación con narcotraficantes mexicanos lo que ha elevado dramáticamente la cantidad de salvadoreños privados de la libertad y asesinados en territorio mexicano, expuso el político en una entrevista posterior a su visita al Concejo de Los Ángeles.

“A la mitad del camino [en México] se desaparecen [los traficantes de personas] y los dejan a merced de los secuestradores, quienes ya tienen la información de las personas sobre cuánto pueden pagar [de rescate]. No hay una tarifa fija. Pueden pedirles desde mil dólares, hasta diez mil a los parientes aquí en Estados Unidos”, señaló.

Cruzar por tierras mexicanas se ha convertido en una pesadilla para los inmigrantes centroamericanos. A los riesgos de montar “La Bestia”, como llaman al tren de carga que abordan para viajar del surest al norte de México, los constantes asaltos y las extorsiones de las autoridades de ese país se suma que el crimen organizado ha encontrado en el plagio una forma de financiar su guerra contra el gobierno y otros grupos delictivos.

La Comisión de Derechos Humanos del vecino país (CNDH) reportó que hasta 10,000 indocumentados fueron secuestrados solo entre abril y septiembre del año pasado.

Hace unas semanas fueron rescatados alrededor de 75 inmigrantes de distintas nacionalidades; al menos diez eran salvadoreños. La cuota que estos pagan a los “coyotes” para cruzar las fronteras de Guatemala, México y Estados Unidos es de alrededor de 7,500 dólares.

No está claro si los “polleros” de El Salvador colaboran con Los Zetas, un grupo que ha extendido su dominio a Centroamérica y al cual se le vincula con las muertes de migrantes en Tamaulipas y otros estados mexicanos.

Tanto el gobierno mexicano, como el salvadoreño, han promulgado leyes que protegen a los migrantes, aunque no han podido detener los atropellos, los plagios, ni las masacres.

Handal Vega asegura que la salida de sus connacionales bajó después de las matanzas en el norte de México y que no ha podido regresar a los niveles registrados antes de estos incidentes. Hace dos años se calculaba que entre 150 y 250 salvadoreños abandonaban su país cada día.

“Desde [la matanza en] Tamaulipas en adelante bajó bastante el flujo de migrantes salvadoreños, luego volvió a subir; sin embargo, se ha mantenido un 3% por debajo al índice observado antes del otoño de 2010, comentó el hijo del legendario fundador del FMLN, Jorge Schafik Hadal, conocido como “Comandante Simón”.

Cifras recientes indican que el flujo de remesas que enviaron casi tres millones de salvadoreños en el exterior también se ha recuperado, un 21%, luego de caer a 3,200 millones de dólares.

Handal Vega vino a Los Ángeles a participar en la celebraciones del Día del Salvadoreño y para reunirse con autoridades de esta ciudad. Ayer, después de visitar el Concejo municipal, se reunió con el alcalde Antonio Villaraigosa. Parte de su agenda de trabajo consistió en tomar nota de las acciones que aquí se han implementado en materia de seguridad pública, transporte y manejo de desechos sólidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.