Existe una tedencia real de que a medida que envejecemos nuestra salud se deteriora, comienzan a aparecer enfermedades producto del desgaste de los años, de malos hábitos alimenticios y de vida, de factores genéticos, del estrés, por el tipo de trabajo que desempeñamos, por disparates que realizamos cuando jóvenes, entre otros. Yo he vivido muy de cerca esta experiencia con mis abuelos y padres, sobre todo con mi mamá, quien toma cocteles de medicamentos diarios por porblemas de salud desde que tengo conciencia, ella tiene un gran envase del tamaño de una caja de zapatos donde deposita sus medicamentos bien organizados, algo que me entristece cada vez que lo veo. Yo estoy segura que todo el mundo tiene un pariente o amigo que sufre este episodio. No obstante, mi punto es el siguiente, si no es posible eliminar medicamentos vitales para el mejor funcionamiento de nuestra salud por enfermedades crónicas…¿ no será posible sustituir y al mismo tiempo eliminar los suplementos vitamínicos y minerales para disminuir esta lista?

Para nadie es secreto que las vitaminas y minerales cumplen funciones muy importantes en nuestro organismo, la deficiencia prolongada de cualquiera de estos nutrientes puede llevar a condiciones graves de salud. En el caso de las vitaminas existen 13 vitaminas: A, D, E y K (solubles en agua) y los derivados de la B y C (solubles en grasa), son importantes para regular los tejidos y membranas, mantener la piel, los ojos, los huesos y dientes sanos, para el crecimiento, división y desarrollo de las células, metabolismo de los hidratos de carbono y función neurológica, entre muchas otras tareas.

En el caso de los minerales tenemos el sodio, potasio, ácido fólico, calcio, hierro, cromo, zinc, potasio, azufre, manganeso, selenio, cobre y fósforo. Aunque la cantidad de los minerales que se necesita para el cuerpo es relativamente menor, su papel en las reacciones enzimáticas es crucial para los procesos metabólicos normales.

Todas estas vitaminas y minerales, esenciales para nuestra salud, podemos encontrarlos en la alimentación diaria y balanceada, sin embargo, hay una tendencia cada vez más creciente en la población a tomarlos en forma de tabletas o pastillas, muchas veces sin supervisión médica, creyendo que de esa forma estarán más saludables y estarán mejor protegidos contra enfermedades.

Existen estudios que indican que la mayoría de estas sustancias ofrecen pocos o ningún beneficio a la salud de la mayoría de las personas, y en algunos casos, hasta podrían ser hasta perjudiciales. Como ejemplos se pueden citar estudios realizados sobre el betacaroteno que registran tasas altas de cáncer del pulmón, así como el riesgo mayor de pólipos precancerosos en personas que toman ácido fólico que las que no lo toman. Recientemente, doctores del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center (Nueva York), advirtieron que la vitamina C parece proteger tanto a las células sanas como a las células cancerosas .Una revisión en el Johns Hopkins School of Medicine de 19 pruebas clínicas de la vitamina E entre unas 135 mil personas, mostró que dosis altas (más de 400 IUs), aumentaron el riesgo de mortalidad de los participantes en un 4%. Así como investigadores de Copenhague, Dinamarca, revisaron siete pruebas al azar del betacaroteno, del selenio y de las vitaminas A, C y E (solas o en combinación) en relación con el cáncer del colon, del esófago, del estómago, del páncreas y del hígado. Los que tomaron antioxidantes tuvieron una tasa de mortalidad 6% más alta que los que tomaron placebos.

Estas cifras cifras hablan por sí solas sobre los grandes perjuicios que pueden desencadenar un abuso de estos complementos. Tenemos que estar claros que la industria farmacéutica es un negocio y como todos los negocios su fin es vender, no se puede esperar nunca una propaganda que no hable a su favor pues iría en contra de su objetivo, aunque esto no quiere decir que se eliminen por completo su consumo, es sólo la consumisión descontrolada sin prescripción médica. No pretendas saber más que los especialistas, para eso estudiaron y es su trabajo día a día, no dudes en hacer uns cita y consultarles su inquietud, seguramente saldrás más convencido e informado que lo que crees.

Compartir
Artículo anteriorCiudad de Québec es elegida como el destino Nº1 para los días de fiesta de EE.UU
Artículo siguienteCanadá: Alerta por los alces ‘lamecoches’
Janet Rebollar

Soy licenciada en Comunicación Social, egresada de la universidad de Camagüey, Cuba; amante del baile y la música, sin importar qué géneros; me gustan las flores, en especial el jazmín blanco; la fauna; adoro los paisajes con agua, la naturaleza, en sentido general. Me apasiona escribir, mi tema favorito es la fantasía. Me gusta el magisterio y la investigación, principalmente sobre el equilibrio, la salud física y mental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here