Febrero está comenzando y me pregunto si hemos cumplido con nuestras resoluciones de año nuevo.  Una de las que yo hice es la de no permitir que ningún día del año sea un día cualquiera, porque no existe un día cualquiera. Cada respiro de aire, cada minuto, cada hora, todo cuenta. De manera personal y también si nos contagiamos del acontecer global.

En Montreal inició la temporada de Hockey y los Canadiens tienen soñando a todos los aficionados, que no pierden oportunidad de ver a su equipo en el Centre Bell.

En Argentina hoy están alborotados porque Máxima Zorreguieta, nativa de Buenos Aires, y casada desde 2002 con el príncipe  Guillermo Alejandro, se convertirá en reina de Holanda. También leí el oscuro pasado de su padre quién no pudo entregar a su hija en matrimonio, después que se le vinculó al capítulo más negro de la historia política de ese país suramericano.

La muerte de 231 jóvenes en la discoteca Kiss en Brasil, victimas de un atroz incendio fue otro titular. No fue un día cualquiera en Brasil, los familiares de los jóvenes entre gritos y lagrimas no entienden como una noche de diversión, pudo terminar en tragedia.

La historia parece ser la misma de siempre: centro nocturno que no cumplía los requisitos de seguridad, irresponsabilidad de la banda musical que lanzó luces artificiales dentro del salón, lo que originó el siniestro, guardias que impedían que los jóvenes salieran por temor a que se fuera sin pagar la cuenta. Ausencia de salidas de emergencia.

En Guatemala recibieron hoy la decisión más esperada: un juez de ese país determinó juzgar al exgobernante de facto Efraín Ríos Montt, a quien se acusa de genocidio y crímenes contra la humanidad. Este día marcara la historia en Latinoamérica, por ser el primer ex gobernante juzgado por genocidio.

En Venezuela sigue gobernando una especie de ser invisible ¿o un muerto?.

Colombia se confirmó hoy como el país con la mayor diversidad de aves del planeta, gracias  el descubrimiento de ocho nuevas especies realizado en el  2012.

En Egipto, miles de manifestantes  se encuentran en las calles de la ciudad de Suez, desafiando un toque de queda impuesto por el presidente Mohamed Morsi.


Y que decir de todas las historias silenciosas, las que no conocemos, las que no son noticia, porque sus protagonistas son personas como usted o como yo?

Cuantas madres se enteraron hoy que su hijo tiene cáncer o cualquier otra penosa enfermedad. Cuántas se encuentran en un hospital esperando que un ser querido salga de una delicada cirugía. Cuantos están recibiendo una noticia que cambiara sus vidas en forma dramática?.

Y todo lo contario. Para cuantas personas hoy es el día más feliz de sus vidas.  Hay quienes hoy se enteraron que serán mamás o que lograron el trabajo soñado.  Cuantos recibieron con lagrimas de alegría un buen diagnostico médico. Cuantas encontraron justo hoy al amor de su vida.

Es por esto que “un día cualquiera” no existe. Cada día tiene su afán, su dificultad o su belleza.


La vida es así, estemos donde estemos, no podemos escapar a su  ritmo, a sus altos y bajos. Por eso me he propuesto no dejar que ningún día se deslice entre la arena del tiempo.

Porque la vida es hoy y nunca sabré cuando ese día cualquiera pueda convertirse en el más triste o más feliz de mi vida.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here