Estuve revisando una foto antigua en un cajón abandonado por mi mente y mi vista, en la fotografía estaba la generación del 2003-2009 grupo “A” pude percatarme que nací y crecí en un barrio, mismo que si un hombre divulga un secreto, las calles se encargan de pasar factura.

Vi a cada compañero, la mayoría de los hombre están presos, algunos desaparecieron del mapa al enterarse que serían padres mientras que otros ya fallecieron, esperaba que la historia de las damas fuera diferente, vaya sorpresa me llevé al ver la triste realidad que refleja las 45 miradas llenas de tristeza que hay detrás de aquel grupo “A” tanto talento sin apoyo que me recuerda a la famosa frase “Hay talento pero falta apoyarlo.”

En donde nací hay dos formas de salir, en un ataúd teniendo en una esquina un grafiti con tu rostro y flores o soñando en grande teniendo la fuerza de no caer en las tentaciones que rodean a un humilde lugar trabajador que se ve forzado a actuar en ocasiones, contra la voluntad de las personas.

Todos los días ves a la gente trabajando desde las 6 de la mañana, oración en mano pidiendo llegar con bien a casa pero sobre todo, con un peso que aliviane el dolor emocional de no tener nada y tener todo porque el todo se representa con fe y ésta es inquebrantable.

Acostumbrado a los bailes en donde se cierran las calles, casi siempre con una figura religiosa en lo alto que cuida del momento y cuida del barrio, muchas de las personas nacen pobres pero viven libres sabiendo que hay tesoros que viven dentro de los corazones de las cien y un personas que habitan un espacio geográfico que delimitamos como: Barrio. A veces pobres, a veces peligrosos pero siempre finos por las creencias y costumbres que no mueren y no se dejan morir.

Hay cosas malas y buenas, matar parece ya un deporte, el respeto se gana teniendo pistola en mano o embabucando a los indefensos de fe quebrada, llevándolos a conocer a los mil demonios que vigilan de cerca.

La madre llorando, la hermana sin comprender y un hermano exigiendo venganza, las guerras arrastradas por los abuelos y padres, son penitencias que los nietos e hijos deben cumplir sin miedo entendiendo que es lo que el destino les depara, podrás salir del barrio pero el barrio jamás saldrá de ti, todos tenemos un enemigo en común, el tiempo, el tiempo somete al más fuerte, tiene de aliada a la muerte, esa unión los hace invencible.

La valentía siempre depende de una pastilla, pero es comprensible, nadie es valiente teniendo una pistola o un cuchillo amenazante en frente, esos esos de amenaza, es donde se dice que la persona se revela tal cual es, algunos suplican, otros afrontan las consecuencias.

Al menos los tiempos han cambiado, antes los chamaquitos soñaban con ser gánster o narcos y ahora sueñan con ser estrellas de música urbana, plasmar de una u otra manera su sentir y es que si hay talento pero nadie cree en los talentos salidos del barrio.

Me gustaría ver a esos soñadores que le cantan al dinero y la fama, hacer prosas a la madre soltera que se levanta temprano para llevar pan a la casa, a las abuelas que cuidan a los nietos como si fueran sus hijos traficando cambio de 10, 20 y hasta 50 pesos para arrebatar una sonrisa.

Llega el momento en donde te das cuenta que uno se debe de cuidar de la envidia, el egoísmo ya que estos, no han hecho progresar a nadie, ahí el testimonio de Fidel y Hitler.

Hay vivos que darían más problemas estando muertos y muertos que darían más problemas estando vivos.

Pero ahora vivo en una calle moderna, el maleanteo ya es virtual, el tráfico se hace a través de fotografías de personas desnudas, entiendo que si quiero ser rico, me debo meter a político y que las tiraderas ya son algo típico.

La droga es invencible, derrumba hasta al imposible, la voluntad se cae cuando las plegarias no recaban resultados y el gobierno es culpable de las malas decisiones, todo se vincula con nosotros o al menos, eso nos han hecho creer.

Si ayudas al hermano caído, eres digno de llamarte originario del barrio, si no lo ayudas, has traicionado a tus hermanos, por eso, define bien a tus aliados para continuar por el camino de la vida que normalmente es traicionera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.