A las mujeres – y a las personas en general- nos encantaría vivir un mundo sin violencia, en el que podamos estar segurxs sin importar el lugar o la personas que ahí habiten; sin embargo, esto no siempre es posible, menos con los escasos programas de prevención existentes, por lo que una fémina de origen latino aboga por el pragmatismo.

“En lo que llega el esperado cambio social, tenemos que defendernos”, explica Beatriz Muñoz, colombiana/ canadiense que coordina desde hace 4 años el programa “Acción”, de defensa personal, en el Centro de prevención de agresiones en esta ciudad francófona.

Beatriz está convencida de que las mujeres necesitamos reapropiarnos de nuestro cuerpo y nuestras decisiones en este mundo heteropatriarcal, por lo que la autodefensa feminista es una gran método para lograrlo. La encargada del plan, que lleva 8 años en Montreal, cree que en este siglo, las mujeres hemos aprendido a ser más pragmáticas y menos sumisas.

De esta forma, el Centro de prevención de agresiones de Montreal, que ha trabajado con miles de personas desde su apertura en 1984, cuenta con dos programas, el autodefensa, en el que las mujeres aprenden a poner límites, saber qué es una agresión y cómo poner un alto. Además, otro programa que consiste en talleres para niñas, con el  cual van a diversos centros escolares para enseñar qué es una agresión y cómo controlarla.

La coordinadora de “Acción” dice que hasta el momento no ha recibido una invitación institucional por parte de quienes solicitan los servicios de su institución, sino que ésta ha sido a través de los centros feministas de los mismos. “Nos dicen en sociedad qué no hacer (a las mujeres), pero ahora es momento de pensar en lo que sí podemos hacer…como con la autodefensa feminista”, dice la linguista de profesión, quien desde su llegada a Montreal  fue seducida por los temas de género y feminismo.

Toda aquella persona o establecimiento que desee solicitar los servicios del Centro de agresiones contra la violencia, puede hacerlo. Solo es necesario convocar a un grupo no menor de 10 personas, brindar el espacio necesario y pagar un costo de recuperación.

El Centro de prevención contra la violencia recomienda algunas cosas que nos pueden ayudar a defendernos ante un posible ataque:

Intuición: es ese sentimiento de que algo no va bien… ¡Escúchalo! Es necesario iniciar el combate, escuchando nuestra propia alarma.

Sopresa:La persona que piensa atacarnos espera una víctima callada y sumisa, cuando digamos no, hagamos ruido, o ataquemos, este o esta se quedará soprendidx…casi nunca tienen un plan B.

Contacto visual: esto le mandará el mensaje de que somos igual a él y que no tenemos miedo. Además, nos permite seguir sus movimientos y que no nos agarren desprevenidas.

Respirar: esto nos permitirá pensar y analizar la situación y saber que haremos, además que nos ayuda a calmarnos.

Para defendernos contra las agresiones, es importante saber, según el Centro contra agresiones de Montreal, debemos golpear en esas partes blandas, que pueden ser la boca del estómago, la nariz o los pies.

Si quieres visitar el centro o hacer alguna donación a esta genial causa, te dejamos su página web: http://www.cpamapc.org/ ♥

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here