La familia atrapada sin salida

Hoy en la mañana, me habló una abuelita de una jovencita de 16 años, llorando me dijo.- Mi nieta está desaparecida no sabemos dónde está, no he dormido, tengo mucho miedo, por favor, estoy desesperada, Usted sabe los riesgos de hoy y más para una jovencita, ella me dijo.- Anda mal, muy mal, ya tiene más de dos años drogándose y se desaparece todo el día, pero nunca había faltado a dormir, su mamá está en el hospital, no tiene trabajo, sus padres se están divorciando y todo eso le ha hecho mucho daño a esta criatura. Como todo el tiempo, dejo que las personas hagan catarsis, que se desahoguen y hablen de todo lo que les angustia, tengo que escuchar y dar una opinión o sugerencia certera, por desgracia, las personas quieren una solución inmediata, exprés, al vapor, pero la enfermedad no es así, esta mujer mayor, sufre de angustia, que es un síntoma sicológico con reacciones físicas, genera desesperación, impotencia, frustración, ansiedad y uno se siente acorralado, este síndrome, es precisamente el que vivió mi familia, lo que yo le provoqué muchas noches de parranda a mi madre, a mi esposa, a mis hijos, es una enfermedad progresiva, contagiosa, contaminante, puede causar la muerte y los trastornos de ansiedad destapan la depresión, tristeza, conmiseración, y esta nieta, esta niña inocente, drogadicta es el resultado de un mal matrimonio, de una pésima relación de pareja y todo el deterioro causado por pleitos y gritos, por la ingobernabilidad, el odio y todo ese veneno que destilan las parejas disparejas, dio como resultado la adicción de esta niña de 16 años, que primero de llegar a las drogas vivió y sufrió de angustia por su hogar disfuncional y cuando entró la sustancia a su ser, fue y es, como arrullo al alma.- Entonces, cuál es el problema y quien lo originó?, ella eligió el camino de las drogas de una manera muy fácil, pero va a ser muy difícil, no imposible, de que salga de ellas.

Bautizada con tequila

Llegan al mundo infinidad de criaturas que no pidieron llegar, son recibidas en hogares donde no hay luz, son disfuncionales a todo lo que da, padres inmaduros, irresponsables, enfermos emocionalmente, víctimas de la crisis económica, aunque no es un atributo de la fábrica de adictos, he conocido personas muy humildes que no tienen hijos alcohólicos ni drogadictos, volviendo al tema, los niños nacen, crecen y se desarrollan en un hogar donde no existe respeto, para empezar el lenguaje entre los adultos, es vulgar y grosero, no se palpan buenos hábitos, ni patrones de conducta dignos, éstos padres, son ignorantes y dan un pésimo ejemplo a sus hijos, se emborrachan a cada rato, caen saturados de droga, son mentirosos, carecen de higiene y hacen de sus hijos, hijos mal hechos, no son capaces de jalarle a la cadena del escusado, se orinan en la tasa, no recogen sus toallas después de bañarse, ni su ropa que la dejan tirada por todos lados, no tienen horarios, son irresponsables, llegan tarde a todos lados, empiezan hacer alguna actividad con mucho entusiasmo y a las pocas semanas se desaniman, son pésimos estudiantes, no tienen interés por la lectura, ni espíritu de superación, se enferman de pereza, de apatía, crecen con muchos defectos de carácter que aprendieron de sus padres, y cuando llega el primer cigarro a sus manos, no tienen carácter para decir no, cuando llega la primera cerveza a su boca, se la toman con ansiedad y sienten un alivio profundo en su alma debido a sus antecedentes emocionales, llega pues, el primer churro y se prenden de la mota o de los inhalantes, pero la deformación, viene desde sus abuelos, porque de ahí, heredaron la enfermedad emocional y ésta se transmite de padres a hijos y de hijos a hijos y es un garrafal error, saber que se tienen la enfermedad emocional que se es propenso a las adicciones y traer al mundo criaturas inocentes que no vienen más que a sufrir y hacer sufrir a los demás, a generar angustia familiar. La bola de cristal de la niña de 16 años

Por mi estudio, desfilan un buen número de madres angustiadas, algunos padres que vienen acompañando a su mujer, llegan infinidad de adictos menores de 18 años, chabelotes de 50, alcohólicos, ludópatas, también atiendo a parejas que sufren crisis matrimonial y doy lo mejor de mí, no soy psicológico, ni siquiatra, ni terapeuta, pero soy un enfermo emocional en recuperación, solo por hoy, que brinda su experiencia y conocimientos y la verdad de las cosas, no le deseo a nadie ni a mi peor enemigo, que gracias a Dios no tengo, pero que si tuviera, no le desearía tener un drogadicto en casa, sé que no soy monedita de oro, sé que les caigo mal, muy mal cuando les hablo con la verdad, cuando les hago ver los errores que cometen y les muestro la bola de cristal, muchos, aceptan la sugerencia, otros, se van molestos, no regresan, muchas más, dicen que van a empezar a venir a las terapias, que le van a echar ganas y se dejarán guiar, luego, ni las luces, no regresan.- A quien le gusta que le digan sus verdades? La realidad es que estamos en pañales, la intensidad del infierno apenas comienza y esto no es nada para lo que viene y la solución a estos males, la solución para que el río de sangre baje de intensidad, para que la violencia doméstica disminuya, para que las depresiones desaparezcan, para que bajen los índices de drogadicción en niños, mujeres y adultos, y la mejor manera de que las adicciones como la ludopatía, la celular manía, el sexo y otros, no nos hagan más daño, es sin duda alguna, el ejemplo, los padres debemos de predicar con el ejemplo, porque el ejemplo arrasa; volviendo a la bola de cristal de esta niña adicta de 16 años, se puede ver con toda claridad, saldrá de este proceso de internamiento y estará entrando y saliendo, conocerá infinidad de sustancias tóxicas, tocará fondos, quedará embrazada, sus hijos correrán todos los riesgos de una madre drogadicta, andará en la calle prostituyéndose, llegará a la cárcel por infinidad de motivos, tocará el cobijo de un hospital siquiátrico y antes de que cumpla 25 años, será inquilina del panteón municipal.

A grandes males, grandes remedios

Estamos hablando de seres humanos, de adictos que pierden sus vidas, de personas que son repudiados, rechazos por la sociedad, estamos hablando de una enfermedad sumamente compleja, peor y más severa que cualquier tipo de enfermedad, por lo agresiva y compleja que es, estamos hablando de cómo evitar que estas criaturas lleguen al mundo a sufrir, la solución es que los novios tengan una capacitación emocional profunda, que lean mis libros de Parejas Disparejas, Secuestrada por un Neurótico y Celotipia infernal, además de otros que les permitan madurar emocionalmente, obligarlos por ley a que liberen sus cargas emocionales, sanen sus heridas del alma mediante el ejercicio de cuarto y quinto paso del Programa de Alcohólicos Anónimos, por ley, obligarlos cuando se casen a recibir una capacitación profesional sobre comunicación, respeto, tolerancia, empatía, amor, se capaciten también sobre la gran responsabilidad de ser padres, que la autoridad, por ley, les haga un examen emocional y les dé luz verde o no, para tener un hijo. Que este joven matrimonio trabaje todo lo contrario a un hogar disfuncional, igual que se hagan responsables y evitar los abusos en el consumo de alcohol, y erradicar cualquier adicción, que se les motive a un crecimiento espiritual y a que disfruten la vida en armonía, que esta capacitación profesional se haga una vez al año y a los maestros, a todos, primero obligarlos a que liberen sus cargas emocionales, que trabajen sus heridas profundas del alma, capacitarlos ampliamente en las emociones, guiarlos para que puedan impulsar la fuga de catarsis y de emociones negativas a los niños, darles material útil, en películas, videos, libros, por supuesto, los míos son muy buenos, y motivarlos a que emprendan una educación emocional, que empiecen por ellos y eduquen a los niños con amor para que la autoestima, sea el mejor escudo, el más sólido blindaje contra las adicciones y las enfermedades emocionales, luego, hacer un programa con visión para capacitar a todos los directores de los centros de rehabilitación, brindarles todos los recursos económicos y humanos para profesionalizar la desintoxicación , la readaptación y la recuperación, hacer de los centros de vida, un verdadero dinamo transformador de seres humanos, motivar a la sociedad a que se integre a los grupos de auto ayuda y que aprenda a vivir la vida con respeto y libertad.- Lo demás, es lo de menos.- Muchas gracias por leerme y más por escribirme.- [email protected] Busca mis libros y el artículo completo en: crisiscreces.com 614-410-0158. Búscame en Facebook.

Te recomiendo la siguiente Liga:

————————————————————————————————————

Por Ernesto Salayandia García

————————————————————————————————————

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.