Salir al aire libre durante el invierno es beneficiosa para la salud física y mental, siempre y cuando estemos bien protegidos contra el frío. De hecho, el frío puede causar muchos problemas a la salud si no estamos preparados para afrontarlo.

La congelación y la hipotermia se presentan frecuentemente en situaciones de frío extremo. Según el Instituto Nacional de Salud Pública de Quebec, las olas de frío y las tormentas de invierno están causando un centenar de muertes cada año en Canadá.

Los niños y los ancianos son particularmente vulnerables a los efectos del frío.

Congelación

Es el daño causado por el enfriamiento de la piel. Las extremidades del cuerpo (manos, pies, orejas, cara) son las primeras víctimas de la congelación, ya que el cuerpo concentra la sangre en los órganos importantes cuando el clima es frío.

Las áreas del cuerpo afectadas por la congelación se vuelven color rojo o blanco y se ponen duros e hinchados.

Estas lesiones pueden causar dolor como una quemadura (hormigueo, picazón). También es posible que se formen ampollas.

La congelación se trata calentando inmediatamente el área afectada, por ejemplo, con la respiración. Una vez al interior, se puede sumergir el área afectada en agua caliente.

La congelación es generalmente inofensiva, pero podrían surgir complicaciones si no se tratan adecuadamente.

Evite frotar la parte del cuerpo congelado, ello podría crear lesiones en la piel, y no rompa las ampollas, ello ayudará a una pronta curación y prevendrá una infección.

Cuando la sensación térmica desciende por debajo de -35, la congelación puede ocurrir en tan sólo unos minutos cuando la piel está expuesta.

Hipotermia

La hipotermia en una importante pérdida de calor en el cuerpo. Se produce cuando la temperatura corporal cae por debajo de 35 ° C, y en ocasiones puede ser fatal.

Los principales síntomas de la hipotermia son escalofríos y tembladuras, frío en las extremidades, adormecimiento, disminución del pulso y la respiración, rigidez muscular y un estado de confusión o somnolencia.

En caso de hipotermia llame inmediatamente a una ambulancia. Mientras espera la ayuda, conduzca a la persona afectada a un lugar cálido y trate de mantenerlo despierto, evitando gastar mucha energía. Afloje la ropa, cambie la ropa mojada por ropa seca y envuelva a la persona en mantas para calentarse. También puede darle una bebida caliente y dulce, pero sin alcohol, ya que el alcohol tiene el efecto de reducir aún más la temperatura del cuerpo.

Al igual que en el caso de la congelación, la mejor manera de prevenir la hipotermia es vestirse adecuadamente cuando se tiene que salir al exterior cuando el frío es extremo. También se recomienda mantenerse activo y tomar descansos frecuentes en un lugares cálidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here