Los canadienses que viajen a las zonas de mayor riesgo de contagio del zika tendrán que esperar 21 días después de su regreso para donar sangre, anunciaron el miércoles las autoridades sanitarias.

Esta medida, que entrará en vigor el domingo, no afectará a los turistas canadienses que regresen de Europa ni de la parte continental de Estados Unidos, es decir, sólo afectaría a los que hayan viajado a Puerto Rico y Hawai.

El objetivo es contrarrestar otros virus de la misma familia transmitidos por mosquitos, como el dengue y la chicunguña, según informaron los servicios canadienses de sangre y Hema-Quebec, responsables de la recogida y distribución de productos sanguíneos en Canadá.

“Esta medida de precaución permitirá evitar que personas que hayan podido contraer estas infecciones en los países afectados donen mientras son portadores del virus, como puede pasar a los pocos días de su regreso de un viaje”, dijo Héma-Québec.

Los riesgos de la transmisión del virus a través de transfusiones son “muy bajos”, aunque en Brasil se identificó un caso, subrayó el organismo.

Los dos mosquitos que transmiten el zika (Aedes albopictus y Aedes aegypti) no viven en Canadá debido a su clima frío.

De su lado, Estados Unidos reportó este martes un caso de contagio por vía sexual del virus del Zika en Texas.

Héma-Québec estima que “menos del 2% de los donantes se verá afectado por esta nueva medida y su adopción no tendrá impacto en el nivel del suministro de sangre colectiva”.

El zika ha encendido las alarmas de las autoridades sanitarias a nivel mundial por la veloz propagación por América Latina del virus, aparentemente inofensivo pero que ha sido ligado a un anormal aumento de casos de microcefalia en Brasil.

La Organización Mundial de la Salud, que ha advertido de la posibilidad de que millones de personas lleguen a ser infectadas en el continente americano, declaró el lunes una “emergencia sanitaria internacional” por este brote de microcefalia probablemente causado por el zika.

Aunque sus síntomas son leves, el virus transmitido por el mosquito Aedes aegypti es sospechoso además de provocar el síndrome neurológico de Guillain-Barré (SBG), que podría causar una parálisis definitiva, pero las autoridades sanitarias señalan que se requieren más estudios para determinarlo con seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.