La filial del grupo estadounidense, controlado por el magnate Ellie Lampert, entró en los juzgados el pasado junio para evitar su liquidación. Para su reestructuración en el país, la compañía cerró 59 establecimientos y despidió a 3.000 empleados.

Sears Canada desaparece. La filial del grupo estadounidense de grandes almacenes se repliega en el país con el cierre de todas sus tiendas, después de no haber sido capaz de reestructurar la empresa y evitar la liquidación.

Con su liquidación, la empresa bajará la persiana de doscientos puntos de venta de las cadenas Sears, Hometown y Corbeil en los próximos tres meses. Estos cierres provocaran el despido de 12.000 trabajadores.

La compañía entró en los juzgados el pasado junio y entre las medidas de reorganización que realizó se encuentran el cierre de 59 establecimientos y el despido de 3.000 empleados en Canadá. El pasado mayo, la compañía obtuvo una prórroga de seis meses para reestructurar su deuda 500 millones de dólares (445,2 millones de euros).

Sears Canada encadena pérdidas desde que se creó la sociedad en 2012. Los resultados de la filial canadiense están en línea con su matriz estadounidense, que registró pérdidas de 251 millones de dólares (212,9 millones de euros) en el segundo trimestre de 2017, frente a los números rojos de 395 millones de dólares (335 millones de euros) del mismo periodo del año anterior.

La cifra de negocio de Sears evolucionó de manera negativa entre mayo y julio, registrando un descenso interanual del 22,9%, hasta 4.365 millones de dólares (3.702,7 millones de euros).

El pasado agosto, la compañía anunció el cierre de 28 establecimientos de su cadena Kmart. En lo que va del año, Sears ya ha cerrado 180 establecimientos y antes de que finalice 2017 bajará la persiana de otros 150.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here