En la mañana de Navidad, Anthony Ross despertó en una isla ubicada justo donde el golfo de Maine se encuentra con la bahía de Fundy, justo en los límites de Canadá con EE.UU.

En la habitación de al lado, su hermano mayor, Russell ya estaba despierto y vigilando el mar.

No era exactamente cómo unas vacaciones en familia, pero para este par de encargados del faro de la isla Machias Seal era como si lo fueran.

Estás fuera de casa durante 28 días cada vez. Es lo más difícil, pero uno se acostumbra”, dijo Russell, que ha sido un guardián del faro durante 20 años.

Por suerte, Russell y Anthony llegaron bien preparados con pavo, cerveza y algunos regalos, lo necesario para un buen día de Navidad.

Después de decorar el árbol y llamar a sus familias por teléfono a Nueva Escocia, los hermanos siguen con el banquete.

Situado exactamente entre la provincia canadiense de New Brunswick y el estado estadounidense de Maine, la isla Machias Seal es el único territorio en disputa entre ambos países en la Costa Este.

Durante la guerra de 1812, Gran Bretaña (ahora como Canadá) y EE.UU. reclamaron la tierra y las aguas que la rodeaban.

Aunque la isla es demasiado pequeña y remota como para ser poblada de forma permanente, se encuentra estratégicamente ubicada en el centro de una ruta de navegación valiosa, cerca de la isla canadiense Grand Manan.

Ninguno de los dos países quiere perder este territorio de 7 hectáreas.

En 1832, Gran Bretaña construyó un faro en la isla como una forma de reclamarla.

Desde entonces, los canadienses han estado viviendo allí, ayudando a mantener los marineros lejos de su costa rocosa y protegiendo la tierra de los enemigos, tanto humanos como del medio ambiente.

 

Fuente: BBC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here