Un informe del diario canadiense La Presseha revelado que la tenista canadiense Eugenie Bouchard se convirtió oficialmente en residente de las Bahamas a principios de este año, un clima tropical con propiedades en un paraíso frente al mar y que además, es un país que no cobra a sus residentes ningún impuesto sobre la renta personal o a las empresas.

Este movimiento de la ex número cinco del mundo no ha caído bien a la política de su país, específicamente en Quebec, que ha visto declaraciones en contra de la mudanza o cambio de residencia de la jugadora de 24 años.

Sobre el tema opinó el líder de la coalición derechista de Quebec, François Legault, quien admitió ante los periodistas que no esto no le gustó. “Creo que deberíamos vivir donde nacimos, donde aprendimos a jugar tenis y pagar impuestos en nuestro país”, dijo en contra de los llamados paraísos fiscales.

Por su parte, la organización izquierdista de Quebec Solidaire también intervino en un comunicado aunque no menciona directamente a la jugadora. “Es deplorable que la gente aproveche los paraísos fiscales”, dijo el co-portavoz, Gabriel Nadeau-Dubois.

“Debemos recordar que si la gente puede hacerlo es porque los gobiernos complacientes han establecido leyes flexibles que permiten a los individuos ricos transferir fácilmente sus fondos a paraísos fiscales”.

“Genie” fue defendida por el profesor de derecho tributario en la Universidad de Laval, André Lareau. “Hay una gran ventaja de ser residente de las Bahamas (para un tenista profesional)”, dijo a La Presse,.

“Es pura y esencialmente por razones financieras”.

El motivo no tendría que ser esencialmente financiero, fue la percepción del profesor de Gobierno corporativo en la Universidad de Nueva York, Richard Leblanc.

“Las personas tienen derechos de movilidad. Me sorprendería si se trata principalmente de impuestos”, explicó Leblanc, quien dijo que en muchas ocasiones los atletas podrían buscar lugares adecuados para entrenar.

“Puede que no quiera ser reconocida cuando va a la tienda de la esquina. Ella ha tenido problemas con el reconocimiento y la presión, etc. Evitas todo eso estando en un país donde no te reconocen fácilmente”.

La jugadora de Montreal ha ganado casi $ 6 millones en premios en dinero a lo largo de su carrera, información que publicó la revista Forbes en 2016.

Fuente: National Post.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.