Poco importa el puesto en el que Roberto Carcelén llegó cruzar la meta de la competencia de esquí en la modalidad cross country (campo traviesa) realizada hoy en las Olimpiadas de Sochi 2014. Lo importante aquí es que el atleta peruano de 42 años tuvo una presentación digna del elogio. Compitió y terminó la travesía a pesar de tener dos costillas rotas.

A través de su cuenta en Twitter, el propio Carcelén agradeció las muestras de cariño recibidas de miles de peruanos. Segundos antes de cruzar la línea roja, Roberto pidió una bandera peruana y, en un momento muy emocionante, culminó su objetivo abrazado a la misma.

 

En una muestra de compañerismo deportivo, el peruano culminó la prueba con bandera peruana en mano y fue recibido por Dachhiri Sherpa de Nepal y el suizo Dario Cologna, quien obtuvo la medalla de oro. Como se recuerda, el fondista peruano Roberto Carcelén se rompió dos costillas en Seefeld (Austria) diez días antes de viajar a Sochi y decidió participar pese a que se lo desaconsejaron los médicos. “Con mucho dolor, me costó mucho respirar. Perú aquí estamos cumplí lo prometido y ojalá sirva de ejemplo”, indicó Roberto Carcelén tras competir en Sochi 2014.

Roberto Carcelén de 43 años, fue el abanderado peruano en la inauguración del certamen, y el encargado de representar al combinado ‘incaico’ en el izamiento de banderas de las naciones participantes, donde además se entonó el Himno del Perú.

La noticia ha tenido eco a nivel mundial y hasta en se comenta en los medios canadienses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.