Al menos dos autopistas fueron cerradas por carambolas; autoridades recibieron críticas por su respuesta tardía ante la emergencia.

En el sur de Quebec se reportó una acumulación de hasta 70 cm de nieve, mientras que en Montreal (en la foto) alcanzó los 30 cm.

Choques en cadena, transportes afectados, escuelas cerradas y cortes de electricidad: la tormenta de nieve que azotó a Estados Unidos se desplazó ayer a la mitad este de Canadá, donde dejó seis muertos.

Atrapados en medio de la tormenta, dos hombres fueron hallados muertos ayer en su auto, completamente cubierto de nieve en la región de Quebec. Uno de ellos había llamado al número de emergencias la noche del martes, lo que motivó una operación de búsqueda que resultó infructuosa.

Los servicios de seguridad se vieron sorprendidos por la amplitud de la tormenta, a pesar de que el país está acostumbrado a gestionar este tipo de tempestades, reconoció el gobierno.

Algunas regiones al sur de Quebec acumulaban hasta 70 cm de nieve, entre 30 y 40 cm en los casos de Montreal y Quebec.

La tormenta, con vientos de entre 100 y 140 km/h, estableció desde el martes un corredor entre el sur de Quebec y el norte del estado de Nueva York que paralizó la actividad hasta las provincias de la costa atlántica.

Tras varios choques en cadena, dos autopistas seguían cerradas ayer y más de 300 vehículos permanecían bloqueados desde hacía más de 12 horas en los accesos al aeropuerto de Montreal.

“Hubo un problema de comunicación y coordinación”, reconoció Martin Coiteux, ministro de Seguridad Pública de Quebec, en respuesta a la falta de reacción del gobierno provincial.

Otras dos personas fallecieron en accidentes, y un hombre de 58 años murió tras ser atropellado por un vehículo quitanieves.

En la autopista entre Toronto y Montreal, cerca de Kingston, seguía clausurado un trecho de 16 km tras un choque en cadena en el que estuvieron involucrados varios semirremolques y murió un chofer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.