El primer ministro de Canadá es uno de los políticos más apreciados y deseados a nivel mundial por su jovialidad y naturalidad.

La foto que su mujer, Sophie Grégoire Trudeau, ha subido a su cuenta oficial de Instagram es un claro ejemplo de por qué: en pijama y con sus tres hijos pintando un mural de una puesta de sol sobre una de las paredes de su casa, su plan perfecto para un día de lluvia.

“¿Qué le hemos hecho a las paredes de color beige de nuestro sótano en un día de lluvia? ¡Un mural! Nada mejor que el arte y el color para levantar el ánimo. ¡A los pinceles, niños!”, ha escrito la primera dama de Canadá. Está claro que la ‘Trudemanía’ que sacude Canadá tiene tanto que ver con Justin como con Sophie, porque la foto acumula más de 15 mil likes en solo un día y más de trescientos comentarios se pueden leer en la publicación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.