Pese a la sorpresa y al temor que generó el fenómeno, el alcalde aclaró que su consumo no ocasiona ningún riesgo.

Los habitantes del pequeño poblado de Onoway, en la provincia canadiense de Alberta, no salen de su asombro. Y mientras aumenta su desconcierto, también se dispara su preocupación. A principios de esta semana les sucedió algo extraordinario: al abrir los grifos de sus casas, se encontraron que lo que brotaba de ellos era un agua completamente de color rosa.

De inmediato, comenzaron a compartir su experiencia en las redes sociales, reseñó el sitio Huffington Post. Una de las primeras en hacerlo fue Vick Veldhuyzen Van Zanten, quien al publicar las imágenes del extraño agua que salía de su grifo encontró que muchos de sus vecinos habían tenido el mismo problema.

“Era rara, no la usé”, porque “no necesitaba agua para hacer la cena”, comentó, “pero estoy segura de que otras personas tuvieron problemas. Era rosa, muy rosa”.

“Mi marido se levantó para darse una ducha y me preguntó ‘¿por qué sale agua de color rosa del grifo?'”, relató otra vecina.

 

 

Fuente: RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.