En la pequeña ciudad de San Juan de Terranova, en Canadá, un inusual candidato a alcalde disputa la atención de la población. Se trata del perrito Finn, cuyas propuestas incluyen la atención a las familias con niños en la primera infancia.

Finn no es solo una mascota que pasea por la ciudad, sino también que está atenta a los desafíos de la urbe y sus habitantes. Por eso, se ha lanzado como candidato a alcalde de San Juan y promete revolucionar la Administración local con sus propuestas de políticas integracionistas.

El perro de raza pastor australiano está en plena campaña. En un simpático vídeo reportaje, el pequeño can se presenta a los electores que lo reciben con entusiasmo. Entre sus proyectos está una reforma tributaria para la reducción de impuestos y una especial atención a las familias jóvenes con hijos pequeños, cuyas dificultades merecen una respuesta adecuada, en su opinión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here