Canadá ha aprobado la comercialización del salmón transgénico de AquaBounty Technologies, por lo que se convierte en el primer país del mundo que produce y comercializa el salmón modificado genéticamente. La Agencia de Salud de Canadá comunica que el salmón es seguro para los seres humanos y para el medio ambiente, siendo tan nutritivo como el salmón atlántico que se cría en las piscifactorías, por tanto, no se etiquetará, negando a los consumidores su derecho a saber de los alimentos.

A finales del año pasado la FDA (Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos) aprobó el salmón transgénico de AquaBounty Technologies, convirtiéndose en el primer alimento animal modificado genéticamente aprobado en Estados Unidos. La FDA comunicó que a pesar de la aprobación, no se permitiría la crianza de este tipo de salmón en el país, pudiendo ser sólo producido en Canadá y Panamá. El salmón tampoco sería identificado en las etiquetas alimentarias bajo el pretexto del principio de equivalencia, es decir, un alimento transgénico es seguro cuando es significativamente equivalente en composición y características nutricionales a un alimento tradicional.

Pues bien, hoy podemos saber que Canadá aprueba la venta de salmón transgénico, la agencia de salud canadiense ha publicado un comunicado en el que se asegura que tras una revisión exhaustiva, concluye que este alimento no supone ningún riesgo para la seguridad alimentaria, que el salmón modificado genéticamente es tan nutritivo como el salmón atlántico que se puede encontrar en las piscifactorías. También concluye que no existe preocupación por posibles riesgos para el medio ambiente, citando los estudios realizados por el DFO (Departamento de Pesca y Océanos de Canadá), responsable del desarrollo e implementación de políticas y programas de apoyo a los intereses económicos, ecológicos y científicos de los océanos y aguas terrestres del país.

La Agencia de Salud de Canadá explica que tras cuatro años de minuciosas pruebas e investigaciones en colaboración con la Agencia de Inspección Alimentaria del país, acordaron su comercialización sin necesidad de que este nuevo alimento sea identificado con un etiquetado especial, considerando que no es necesario por no haberse detectado problemas para la salud y la seguridad del consumidor. Hay que recordar que en mayo del año pasado el Departamento de Pesca y Océanos de Canadá presentó este informe en el que advertía sobre nuevos problemas con el salmón transgénico relacionados con su bienestar y su rendimiento.

En este informe se explicaba que el salmón modificado genéticamente es más susceptible que el salmón salvaje a la Aeromona salmonicida, una bacteria patógena que provoca todo tipo de problemas de salud afectando gravemente a las diferentes poblaciones de salmónidos. Esto planteaba problemas de salud pública y ambientales, advirtiendo que la FDA no lo había considerado a la hora de aprobar el salmón transgénico. Como podemos comprobar, ahora considera que no existe ningún problema y está de acuerdo con su producción y comercialización.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, el salmón transgénico integra en su genoma un gen perteneciente a una especie similar que habita en aguas frías que evita que deje de crecer cuando el agua cambia de temperatura a consecuencia de la llegada del invierno, esto provoca que el gen responsable del control del crecimiento del salmón quede inhibido. El resultado es que el salmón no deja de crecer y su tamaño puede ser hasta cuatro veces mayor que el de un salmón salvaje utilizando la misma cantidad de comida, algo que cuestionaba el Departamento de Pesca y Océanos de Canadá.

La agencia canadiense comenta que los alimentos transgénicos son cada vez más habituales y comunes en la dieta de los habitantes en Canadá, los alimentos modificados genéticamente que han sido aprobados (refiriéndose a los alimentos vegetales) han sido consumidos desde hace años y son completamente inocuos, y tan nutritivos como los tradicionales. Explica que el proceso de aprobación del salmón se ha prolongado más de lo esperado debido a las preocupaciones mostradas por los grupos ecologistas, consumidores y algunos investigadores. Todas las cuestiones se han considerado y para la agencia ya han sido aclaradas. Por otro lado, AquaBounty Technologies apunta que hace 25 años que el salmón transgénico fue desarrollado originariamente por un grupo de investigadores canadienses de la Universidad Memorial de Terranova y el objetivo era ayudar a reducir el exceso de pesca de salmón del Atlántico y disminuir la presión sobre las poblaciones de salmón salvaje, metas que se alcanzan con el salmón transgénico.

Por tanto, Canadá se convierte en el primer país del mundo que produce y comercializa el salmón modificado genéticamente, aunque aún se tardará en encontrar el salmón en las tiendas. La razón es que AquaBounty Technologies explica que todavía no cuenta con salmones con el tamaño adecuado para la venta en los mercados, siendo necesario esperar un plazo aproximado de un año y además en una cantidad limitada. La aprobación del salmón transgénico ha sido recibida con gran preocupación por quienes planteaban los posibles riesgos que encierra este alimento, además consideran que es necesario que se realice una consulta pública para saber qué opinan los consumidores, siendo además necesario que el salmón sea identificado mediante el correspondiente etiquetado para que los consumidores puedan ejercer su derecho a saber de los alimentos y elegir según con criterios y convicciones.

Por cierto, la compañía que produce el salmón tiene la esperanza de que la FDA levante la prohibición de la importación del salmón transgénico, porque aunque fue aprobado, a principios de enero de este año emitió un comunicado en el que se prohibía su importación hasta que no se publicaran las directrices sobre su etiquetado, de todo ello hablábamos aquí. Quizá se levante este veto, pero también es muy posible que se obligue a que el salmón sea etiquetado dado el cambio que se está produciendo en Estados Unidos como consecuencia de la inminente entrada en vigor de la ley del etiquetado de los alimentos transgénicos de Vermont. A través de este comunicado de la Agencia de Salud Canadiense podréis conocer más detalles sobre la aprobación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.