La ciudad canadiense de Montreal, por su parte, también prohibe desde el primer día del año las bolsas de plástico en los comercios.

Desde el pasado 1 de enero, están prohibidas las bolsas de plástico ligeras, las que se usan por ejemplo para envasar la fruta o el pescado en las grandes superficies. 

Se trata de una medida con un claro objetivo de protección medioambiental, dado el mal uso que muchos ciudadanos hacen de estas bolsas una vez convertidas en residuos, con el consiguiente peligro para la fauna marina, una vez llegan al mar.

Así, estas bolsas tendrán desde ahora un coste de entre dos y tres céntimos de euro que será repercutido mayoritariamente a los consumidores.

Montreal

Por otra parte, y relacionado con esta medida, Montreal se convierte en la mayor ciudad canadiense en prohibir las bolsas de plástico en las tiendas desde este 1 de enero. Las bolsas prohibidas son las de un grosor de menos de 50 micrones, así como las oxodegradables, oxofragmentables y las biodegradables de cualquier grosor.

En este caso, los comerciantes dispondrán de seis meses para adoptar esta medida, que no afectará a las bolsas ultraligeras, o empleadas para envasar frutas, verduras y otros comestibles.

*Para más información: Ville de Montreal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.