El hombre llega hasta donde la mujer lo permite

Bien dice otro dicho y dice bien.- Siempre hay un roto para un descocido.- En este mundo de la codependencia, de las parejas disparejas, de las relaciones enfermizas, por demás destructivas, la enfermedad, ocasiona que se cometan serios errores, hay infinidad de mujeres golpeadas físicamente, les han dado una y otra tranquiza, las tratan con la punta del pie, las llenan de insultos, las devalúan, las ridiculizan, no les dan su lugar, por si fuera poco, les ponen el cuerno, se burlan de ellas, les roban su dinero, las usan, las explotan y luego las botan como ropa vieja o las usan de objetos.- Úsese y tírese.- Tristemente, a pesar del mal trato, de la violencia y las agresiones emocionales, del daño mental y sicológico, ellas, algunas, se tiran al suelo cuando su pareja las manda a volar y se echan la culpa.- Me engañó porque estoy gorda.- Me pegó porque yo me lo busqué.- Siempre está de malas por mi culpa.- Algún día lo voy a cambiar, y entonces seremos muy felices.- La víctima se convierte en victimaria, pierde su auto estima y su esencia de ser.

Cuando no hay amor, no hay nada

Uno de los errores más comunes entre las parejas, es faltarse al respeto, y esto es algo muy grave, es permitir que el huracán emocional entre en tu relación y que siempre es estar fastidiando al otro, te conviertes en el reloj checador, en el despertador, te adueñas de su tiempo y comienzas a controlar la agenda.- ¿dónde vas? ¿Qué vas a hacer? ¿Qué tanto haces en la computadora? ¿Con quién hablas? ¿En qué gastaste? ¿Por qué tardaste tanto? ¿A qué hora regresas? ¿Por qué no me contestas? ¿Dónde andas, por qué no te reportas? Y ese afán de control, de estar manejando la vida de otro y haciéndole la vida difícil, tarde que temprano tiene consecuencias, porque cada vez, los reclamos son más violentos, más agresivos y por supuesto, más ofensivos, el rompimiento se comienza a dar cuando la manipulación se enmascara de chantaje emocional o de extorsión sentimental, se da, cuando hay amenazas de por medio, cuando afloran los gritos, incluso empujones y golpes.

El gusto a la mala vida

De mal en peor, hay tantas causales de divorcio que pocas personas reconocen sus propios errores, por ejemplo, el abandono de sí misma, algunas mujeres se convierten en fodongas tanto en su arreglo personal como en el orden o higiene de su casa, pierden la sensualidad, estilan vestirse de noche con el mata pasiones, el mameluco o esas viejas pijamas de franela, causal de divorcio, las mentiras, el engaño, el no aceptar errores, el ser apático, escéptico con pésima comunicación, el demostrar el más mínimo interés a la familia, es decir, mostrarse híper ocupado mañana tarde y noche y no dedicar el tiempo suficiente a la familia, no dar calidad de tiempo por culpa del trabajo o del dinero, causal de divorcio, es faltarse al respeto, insultarse, el decirle poco hombre, mediocre, y también darle vueltas al asunto, no tomar el toro por los cuernos, darle vueltas y vueltas hasta que la hilo se revienta por lo más delgado, en fin, se cometen tantos errores que en lugar de salir del hoyo, se hunden más y más, la verdad de las cosas es que te despedazas, te desintegras como ser humano y confirmas, que el hombre es el único animal que tropieza con la misma piedra dos veces, es decir, él y ella, repiten las mismas equivocaciones a cada momento.

Hablando de Codependencia

En los últimos 13 años y medio, he venido escribiendo sobre estos temas, cuento con mi libro, Secuestrada por un Neurótico, también, el de Parejas Disparejas, el de Celotipia Infernal, Obsesión que mata, y otros más, y conforme pasan los años esta enfermedad, la codependencia, se arraiga más y más en la sociedad. El codependiente suele olvidarse de sí mismo para centrarse en los problemas del otro, es por eso que es muy común que se relacione con gente “problemática”, justamente para poder rescatarla y crear de este modo un lazo que los una. Así es como el codependiente, al preocuparse por el otro, olvida sus propias necesidades y cuando la otra persona no responde como el codependiente espera, éste se frustra, se deprime e intenta controlarlo aún más. Necesita de su presencia, y al sentirse necesitado cree que de este modo nunca lo van a abandonar.

Cuando hay amor, sí hay solución

No hay peor lucha que la que no se hace.- Cuando ofrezco mi experiencia a través de mis talleres, encuentro una gran apatía en la mayoría de los hombres, igual, cuando escribo, o hablo en televisión o en la radio, lo mismo cuando doy una plática sobre codependencia, relaciones destructivas, relaciones enfermizas o simplemente, el por qué muere el amor, son las mujeres las más interesadas, pero resulta que quieren en su gran mayoría, el máximo resultado ante el más mínimo esfuerzo y no es por que tengas la varita mágica y la solución inmediata, muchas de ellas, creen que esto es instantáneo, con resultados inmediatos, en cada taller de Matrimonios en Armonía, o de Liberación emocional, me doy cuenta cómo anda el agua y como dicen por ahí, hago una dinámica para medirle el agua a los camotes, primero, las motivo a que me escriban, lo que más les molesta de su pareja, lo que más detestan, lo que más odian, lo que más les choca, y ya te habrás de imaginar, hay quienes necesitan como mil 570 hojas, escritas por los dos lados, claro, muchas lloran y lloran y hacen catarsis, luego, de un tiempo razonable, más o menos en media hora, hago el complemento, escribe por favor, les digo, las cualidades, lo que admiras de tu marido, lo que te gusta de su manera de ser, de pensar de actuar, requiero, honestidad, honestidad al máximo y ahí te puedes dar cuenta, si la pareja puede tener solución o no, todo depende de lo que escribas con la verdad, con honestidad, y con el corazón en la mano.

Hay que salir del hoyo

Relaciones enfermizas, por demás destructivas, codependencia pura, triste realidad de infinidad de noviazgos, de matrimonios frágiles, débiles de llevar una convivencia madura, en santa paz, la decadencia de la sociedad, proviene de la decadencia emocional en las parejas, de ahí surgen los hogares disfuncionales, de ahí se multiplican los problemas que palpamos y es, debido a las mujeres que aman demasiado, igual, a los hombres que aman demasiado, lo que causa un mar de sufrimiento y de depresión, andan por ahí, como si el mundo se fuera a acabar y estas mujeres, estos hombres se vienen para abajo cuando no son correspondidos, cuando la indiferencia es la paga, cuando el desencanto se viene abajo debido a la infidelidad, al desprecio e indiferencia. Todo se complica cuando hay cocaína, alcohol o cualquier otro tipo de sustancia tóxica. Bien, muchas gracias por tu atención.- [email protected] Sigue mi huella Twitter teo_luna Mis libros están a tu disposición en mi editorial virtual crisiscreces.com

Te recomiendo consultes la siguiente Liga:

Por Ernesto Salayandia García

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.